Síguenos en redes
Educación

Quería ser doctora en España, y estoy cumpliendo mi sueño

ser doctora en españa

Desde muy pequeña yo quería ser doctora en España, quería ser médico y quería poder salvar la vida a las personas, e incluso iré un poco más al detalle, me llamaban mucho la atención las personas enfermas, ¿por qué se encontraban así? ¿cómo les podía yo ayudar?

Así que lo tenía bastante claro, yo no quería ser funcionaria, ni policía y tampoco quería ser empresaria, yo quería poder curar las enfermedades de esas personas, yo quería estudiar medicina.

Aprendí más sobre ello siendo muy niña y es que resulta que mi hermana se fracturó el radio cuando teníamos 8 o 9 años, y me pareció mágico entender lo que tenían que hacer los médicos para conseguir que ella volviera a poder usar el brazo.

¿Romperse un brazo y simplemente inmovilizándolo y escayolando su mano hasta el codo durante unas semanas todo volvería a ser como antes? ¿Cómo era posible? Yo quería hacerlo, quería sentir ese poder…

Estudiar para ser médico va mucho más allá de la vocación

Claro que el componente vocacional hace mucho, como también influye mucho si por ejemplo vienes de una familia de personas que trabajan en medicina y salud, pero en mi caso es que era un juego y una cuestión de inquietud mental.

Puede que suene muy grandilocuente decir que quería ser doctora en España, pero es la verdad y también tuvo mucha influencia en mí esa época en la que en la televisión teníamos varias series de televisión tanto nacionales como internacionales donde nos mostraban la vida en los hospitales.

Yo me veía todas las series de médicos y urgencias, e incluso jugaba con mi hermana a ser doctores con las típicas frases de medicina que aprendíamos en esas series de la televisión mientras mis padres nos miraban sin decir nada aunque en el fondo estaban orgullosos del camino que empezábamos a tomar.

No hay nada mejor que aprender y ver cómo tus hijas juegan a ser adultos y soñar con que algún día elijan tener un gran futuro como el de ser doctoras.

Claro, luego pasan los años, vas a la facultad y aprendes otras frases que tienen que ver más con la motivación, la inspiración y lo más profundo que hay en el interior de los médicos, frases que te cambian la vida como la que se le atribuye a médico canadiense William Osler.

“El buen médico trata la enfermedad; el gran médico trata al paciente que tiene la enfermedad”

No es un camino fácil, es una carrera de fondo

Para ser doctora en España el camino que he recorrido no ha sido nada fácil, ha sido una carrera de fondo. Porque después de la carrera vino el MIR, y después del MIR vino el examen para conseguir plaza y trabajar en mi especialidad elegida en un hospital público, en mi caso traumatología.

Como puedes observar, al final la fractura de mi hermana en el radio supuso un antes y un después en mi futuro, lo que no tengo claro es que la llevó a ella estudiar psicología…en fin, bromas aparte, como quiero compartir contigo para mí es lo más importante de mi vida pero desde luego no es fácil.

Quizás hoy en día me doy cuenta que ha merecido la pena todo el esfuerzo realizado, aunque en ocasiones haya tenido dudas, pero los años de MIR fueron los que poco a poco me hicieron convencerme más y más. 

Lo más duro es interiorizar que no puedes cambiar el mundo, que en muchas ocasiones no puedes hacer todo lo que te gustaría, y que los conocimientos de la ciencia en el campo de la salud son los que son y a veces no son suficientes, y hacer todo ello sin perder la humanidad y sabiendo que todo lo que esté en tu mano lo vas a hacer para que las personas puedan tener una mejor calidad de vida e incluso en algunos casos salvarles la vida.

Muchas gracias por leer estos artículos tan personales relacionados con la salud.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies